Así funcionan las consejeras del amor de Verona en Italia

0
129
Imagen cortesía de: La Butaca

En una época donde la comunicación se puede realizar de forma instantánea a través de la mensajería de texto ya sea en ordenadores, tablets, o teléfonos celulares, las jóvenes voluntarias pertenecientes al Club de Julieta ubicado en Italia, específicamente Verona, pueden recibir en un año miles de cartas escritas a mano generalmente por enamoradas de todo el planeta, en búsqueda de consejos para el amor.

Grandes cantidades de cartas llegan siempre donde sus emisores, generalmente mujeres, piden consejos sobre cómo poder seguir o empezar un romance con alguien por el que sienta atracción.

El Club de Julieta ubicado en Verona, Italia

Son cientos el número de cartas que aún esperan por una respuesta de parte del famoso Club de Julieta, el cual es un pequeño pero bastante cómodo local ubicado en Verona, una ciudad de Italia. Fue aquí donde el famoso William Shakespeare relató su obra teatral Romeo y Julieta, y ahora las voluntarias del club ayudan como consejeras para temas amorosos.

A pesar de las más recientes tecnologías que permiten mensajería instantánea, como fue mencionado previamente, el Club de Julieta anualmente recibe aproximadamente 50 mil cartas de personas enamoradas.

Prácticamente todos los mensajes son manuscritos, los cuales arriban a Verona a través del correo postal. Varias direcciones que colocan en las cartas son bastante ambiguas, tales como podría ser “Julieta, Shakespeare, Italia”, pero según la cabeza del club, Giovanna Tamassia, ya el cartero se acostumbró a este tipo de direcciones y sabe que todas esas epístolas son para ellas.

Las voluntarias de este club, quienes se han autodenominado secretarias de Julieta, contestan anualmente aproximadamente 10.000 misivas. Las respuestas son escritas a mano y también de manera personalizada. Giovanna manifestó que no contestan más cartas ya que las emisoras no colocan sus direcciones en estas para enviarlas.

Este club es básicamente una consejería de amor de forma mundial.

Compartir

Dejar respuesta