El área donde vivas podría determinar cómo morirás

0
378
Imagen cortesía de: jamanetwork.com

Aquellos que viven en el sur del río Mississippi son más propensas a perecer por causa de problemas cardíacos que en cualquier otro lugar de Estados Unidos de América. El suicidio, así como también el homicidio, aniquilan la mayor cantidad de vidas en el suroeste de la nación.

La cantidad de muertes por enfermedades respiratorias es mucho más grande en el este del estado Kentucky y en el occidente de Virginia. Por otro lado, las patologías mentales y por abuso de estupefacientes causan la gran mayoría de muertes en Alaska, el oriente de Arizona, en Nuevo México, el este del estado Kentucky, y el suroeste de Virginia Occidental.

Es posible determinar de qué manera podrías morir dependiendo de dónde vivas

Con esta clase de información, los diferentes departamento de salud de los condados, así como también los de las ciudades, pueden enfocar sus esfuerzos en las adversidades específicas que suelen afectar a sus comunidades, de acuerdo al investigador Ali Mokdad, quien también es profesor en el dpto. de salud global en el estado Seattle, en la Universidad de Washington.

Para elaborar este estudio, los investigadores tuvieron que observar más de 80 millones de muertes que han sido registradas entre los años 1980 y el año 2014 en Estados Unidos de América, y también estudiaron las tasas de mortalidad de más de 3 mil condados en el país.

Según los investigadores, hay grandes discrepancias entre los diferentes condados para cada motivo de mortalidad, dentro de cada estado así como también a lo largo de todo el país. Los investigadores dan como ejemplo que las personas en el sureste del país pueden llegar a morir de enfermedades cardíacas y diabetes gracias al gran tabaquismo y obesidad que hay en la región.

Básicamente, dependiendo de dónde viva un individuo, la persona puede morir de una forma determinada, de acuerdo a un estudio reciente elaborado en Estados Unidos de América, el cual fue publicado el 13 de diciembre por la revista Journal of the American Medical Association.

Compartir

Dejar respuesta